viernes, 4 de enero de 2008

Frases desetructuradas




Un día tomé la decisión
De no creer en el amor
Fue cuando descubrí
Que no se amar sin sufrir
Ni sin crear dolor
No quiero pensar en ti
No debo pensar en ti
Pero es tan difícil mediar
Entre cuerpo y mente
Entre mente y alma
Entre alma y piel...

Y mi piel, mi piel ya solo se estremece de frío. Ya no siente tus manos ni tus besos, fueros tan pocos que ni siquiera recuerda haberlos sentido nunca. Mi boca ya no te nombra, ni con pena, ni con odio, ni con deseo. Ya no te nombra porque no estás en mi recuerdo, estas en una caja con tu nombre, pero ya no estas en mi recuerdo, y algún día tiraré la caja, el día que definitivamente decida no temer querer recordarte y no tener recuerdos para hacerlo. Mis ojos te siguen mirando, pero ya no te ven como antes, ya no te ven lo de dentro, ya no les interesa leer tus ojos. Ahora solo te miran como se mira un trasto que ha rondado toda la vida por casa, pero que si faltara no te apercibirías de ello. Y tu olor, ya no es el aroma del deseo, solo es un perfume más, uno de esos que lleva otra gente, ya no me duermo con la nariz pegada a la almohada donde una vez apoyaste tu cabeza. Ya no me duermo abrazada al recuerdo de tu cuerpo. Ya no siento ni padezco por ti. Ya soy libre .

Y fue el día de mi liberación
El día que tomé la decisión
De no creer en el amor
Porque descubrí
Que no se amar sin sufrir
Ni sin crear dolor
Ya no pienso en ti
Ya no pienso en ti
Ya no pienso en ti


Enero de 2005

1 comentario:

Paul dijo...

Me ha encantado leer esto, porque cuando uno entrega el alma por otra persona, no sabe lo que puede llegar a perder. No merece la pena hacerlo.
Besos