martes, 8 de abril de 2014

Destino obligado: Villafranca del Bierzo

Nota: Os he puesto un montón de enlaces para que no dudéis en informaros y profundizar en las actividades que os resulten interesantes.

Villafranca del Bierzo fue considerada el 2011 como uno de los 7 destinos más populares de España para disfrutar la Semana Santa, destinos que correspondían con distintos intereses-categorías: PLAYA, RELIGIOSO, RURAL, DEPORTIVO, ENOLÓGICO, URBANO e HISTÓRICO/CULTURAL, así a La Villa le correspondía “Destino rural”.



Yo discrepo y mucho con esta categorización.

Efectivamente somos un destino RURAL y el artículo se queda cortísimo para todo lo que tiene que ofrecer Villafranca del Bierzo y su entorno pero, ¿qué hay de las demás categorías? ¡Villafranca es el macho alfa de los destinos! La Villa es reina y campeona absoluta en todas las categorías, el destino perfecto* para cualquiera que pretenda disfrutar estos días de vacaciones dentro de la península y os voy a explicar por qué.

Destino de Playa: Si bien es cierto que Villafranca delBierzo no es un pueblo costero, playa, lo que se dice playa… tener tiene. Una preciosa playa fluvial que en verano alberga el festival internacional de músicas del mundo, el Fiestizaje y que en esta época del año deja transcurrir las aguas de sus dos ríos, el Burbia y el Valcarce, de forma natural y salvaje permitiéndonos disfrutar de paisajes primaverales, de descensos en kayak y de la pesca sin muerte de la trucha. Además es un punto estratégico que nos permite ir a pasar el día a multitud de playas gallegas que se encuentran a menos de dos horas de viaje por carretera y entre cuyas opciones cabe destacar la playa de Las Catedrales en la provincia de Lugo.



Destino enológico: Es indiscutible que los vinos del Bierzo están alcanzando al fin el  reconocimiento internacional que tanto merecen. Recientemente galardonaban a Raúl Pérez en los Wine Awards 2014 y los vinos de Villafranca no podían ser menos, con la cosecha "Pétalos 2011" valorada con un 92/100 de Parker Wine Advocate . Además en la Villa se realizan eventos singulares en torno al vino como es el Evento Sarmiento , con lo que podría considerarse a Villafranca un enclave privilegiado para disfrutar de la enología. Pero en Semana Santa vamos más allá y ofrecemos en nuestros bares una atípica LIMONADA  que de limón sólo lleva el aroma, pues es una bebida a base de vino y azúcar de la que ya os he hablado cada año por estas fechas bajo el polémico nombre de Matar Judíos  y que podéis degustar en una macrorronda que se celebra el Jueves Santo.



Destino religioso: Sin duda en Villafranca  del Bierzo se puede disfrutar de multitud de actos religiosos y procesiones bellísimas, con tallas de principios del S.XVI, si la lluvia lo permite y si no, se procesiona dentro de la iglesia donde tradicionalmente tenemos el honor de disfrutar del compositor Cristobal Halffter al órgano.
Nuestra oferta cultural se adapta a todos los gustos y creencias así que también incluye procesiones paganas (aunque no propias de la Villa): La primera y más reconocida se realiza el Jueves Santo en León capital, es la procesión de "San Genarín" que se hace en honor a un mítico personaje aficionado a los vicios de la uva y la carne. La segunda procesión, esta vez mucho más cerca pues está a unos 15 minutos, la realiza el Viernes Santo la Cofradía de la Santa Poya  entre las localidades de Quintela y Balboa, no tiene desperdicio.



Destino histórico-cultural: Por favor, ¡con el PATRIMONIO que tenemos!: aljibes del S.II, artesonado mudéjar del S.XV, un total de nueve iglesias-conventos que tocan románico, gótico, barroco... Y El Castillo, el Palacio de Torquemada, la colección de pintura flamenca de La Anunciada, La Puerta del Perdón, La Calle del Agua, el Viaducto Romano, Museo de Ciencias Naturales, el Teatro… No hay más que subir al mirador de Los Tejedores para obtener una panorámica monumental como pocas en este país, enmarcada de naturaleza y arrullada con el murmullo de los ríos. Un placer para los cinco sentidos.



Destino deportivo: Si os digo que jugamos a la rana, a la llave y a la petanca igual os da la risa; que jugamos al fútbol, fútbol sala, baloncesto... diréis que eso se hace en todas partes. Pero es que en La Villa puedes participar en marchas cicloturistas , hacer la Dragoman , o cualquier ruta de La Mirada Circular , ir a esquiar al Morredero (si la nieve lo permite) y por supuesto realizar una de las etapas más bellas y la única del Camino de Santiago en la que puedes obtener el Jubileo  sin llegar a Santiago de Compostela.
Además de los ya mencionados  descensos en kayak, piragua y la pesca, hay que añadir una larga lista de actividades para todos los gustos que van desde el tiro al plato a los karts, quads, buggies, campeonatos de automodelismo, de rallye, trial, BTT y todo tipo de actividades en la naturaleza para cualquier nivel de preparación y público, como los paseos a caballo, trekking , senderismo, ascensiones, barranquismo, tirolina, parapente y un largo etcétera. Valentí Sanjuan lo sabe y os lo cuenta :




No sé si se habrá notado mucho que solo tengo palabras bonitas para mi pueblo y para toda la comarca. Estamos pasando una etapa muy dura económicamente hablando, El Bierzo está parado… pero está parado en un jardín del edén y he querido desde este rincón mío fomentar un poco el turismo, no solo porque le venga bien al entorno, sino porque merece la pena de verdad que conozcáis esta tierra tan estupenda.

Nos vemos a la vuelta de Semana Santa con la crónica habitual.




Disfrutad y si disfrutáis de El Bierzo mucho mejor.


(*) Perfecto: excepto si buscas temperaturas superiores a los 22ºC y solazo imperturbable porque, no es seguro, pero es probable que un poquitín llueva :)

viernes, 10 de enero de 2014

Cántame José


Lo mejor de hacerse mayor es que realmente aprecias las cosas que te cuentan los más mayores aún.
En este caso las que te recitan y te cantan.
El señor José, aunque se hizo un poco el duro, acabó acercándose a la grabadora del móvil para que quede constancia para siempre de estas perlas que de otro modo se perderían en la memoria de otros tiempos.

La poesía que usaba para ligar:

De noche sueño siempre contigo
y cuando despierto, triste lloro,
de pena feliz de amor.
Creo morir.
Los celos de perderte son grandes.


Y el vals de la vieja hambrienta, Sete cuncas:

Unha vella, sete cuncas de papas de millo comeu.
E comeu e comeu e comeu e recuncou.
Fixo coma un foguete no aire:
¡Chispou! ¡estoupou!

Traducida sería algo así:
Una vieja, siete cuencos de papas de maíz comió.
Y comió y comió y comió y repitió.
Hizo como un cohete (fuego artificial) en el aire:
¡Chispeó! ¡Explotó!

Pues aquí quedan para la posteridad, para que os las aprendáis y las cantéis cuando queráis.

Por descontado, el post va dedicado a José y a los que compartimos con él el trabajo y los buenos momentos de esos días, pero también para todos los "Josés" que cantan cantares y coplas, para que no se vayan cuando se vayan ellos.

Regalo de Navidad


Oh, la Navidad, tiempo de amor, paz y protectores estomacales. De comer con champán, matar cerdos y desayunar turrón porque sólo compraste dos pero te han regalado 14 así que habrá turrón por casa hasta Semana Santa. Tiempo de frío, juntanzas y regalos.

Como viene sucediendo los últimos años, en Nochebuena subimos a Cante, Cantejeira para los foráneos, Canteixeira para los oriundos.

Imaginaos una casa rectangular con una cocina de leña en el extremo izquierdo, una chimenea en el derecho y por el medio un pasillo templado por el que se accede a las habitaciones a temperatura gélido invierno.

Pues bien, tras una noche de mucho comer y beber, cuando logramos acostar a los niños y ya no se podía alargar más la sobremesa, nos fuimos cada uno a su habitación. Pertrechados con pijamas de franela, calcetines por fuera del pantalón, manta eléctrica y cobertores de lana, cada uno se hizo su nidito y se fue a dormir esperando despertarse con los gritos mañaneros de los niños abriendo regalos.

Quiso la ruralidad del momento que mi habitación no tuviese enchufes y la alargadera, que venía de la cocina, estuviese ocupada por la manta eléctrica, así que el móvil se fue a dormir al igual que yo. Como no uso reloj y el móvil seguía durmiendo me desperté sin saber qué hora era. No se oían niños, así que debía ser demasiado temprano aun… Quería quedarme en la cama, pero el champán de la noche me empujaba a lo contrario. Recordé que en esa habitación solía haber un orinal, pero finalmente opté por levantarme. Con el ojo medio pegado me dio la sensación de que había mucha claridad entrando por las rendijas. Junto al árbol del comedor, un montón de juguetes esperando y los niños aún dormidos como cestos. Entré al baño, me senté en la congelada taza y abrí una contra. Tardé unos segundos en darme cuenta pero allí estaba, regalazo de navidad: Una estupenda nevada sorpresa que lo cubría todo.

Cogí la cámara, me puse el abrigo de mi tío, las galochas de la abuela y salí sigilosamente a capturar el momento.

Esa mañana desayunamos todos con un sabor de boca especial, porque era probablemente la última vez que lo haríamos en esa misma cocina y con esas mismas vistas.

Mi regalo de Navidad fue una maravilla y aquí lo comparto con vosotros.















miércoles, 6 de noviembre de 2013

Buenas noches días


A media noche, justo cuando estaba a punto de quedarme dormida, me di cuenta de que estaba amaneciendo. Abrí los ojos y te vi junto a la ventana contemplando cómo salía el sol. Yo tenía una luna diminuta apenas comenzando a crecer en un cielo como la pez y tú me enseñabas un sol espléndido dorando el río de las perlas.

Mi día a penas terminaba y el tuyo ya comenzaba de nuevo, como si quisieras hacer que el mundo girase más deprisa para que llegase antes el amanecer para mí, para que me llegase el sol de una vez y me tocara despertar…

Buenas noches días. Buenas tardes noches.


lunes, 29 de julio de 2013

Hay que ser valientes



Últimamente no he tenido tiempo ni para morderme las uñas, como quien dice. Demasiadas cosas que hacer, demasiadas cosas en la cabeza y demasiadas cosas sucediendo a mi alrededor como para prestar atención a todo. Ayer por fin tuve un momento para pensar. El verano para mi comienza con incertidumbre, planes y retos que afrontar, pero mirando un poco alrededor, este año muchas cosas han sucedido y están sucediendo. Diría que es un año transcendental, de esos de dar un paso adelante y crecer. De ser valientes.

La semana pasada vino al mundo Naroa, la primera hija de una amiga, en unos meses llegará una “palleiriña” también y eso te hace pensar mucho. Ya no somos niñas que jugamos con muñecas, aunque a veces aún veamos eso más cerca que el llevar a los retoños a la guardería… Dicen que la adolescencia es dura, pero yo creo que el acercarse a la treintena es una etapa más complicada a nivel mental. Supongo que es cuando de verdad tienes que ser ya una persona adulta y no se te permiten tantas licencias de juventud.

Por otro lado, el golpe que han sufrido los gallegos con el accidente de tren también hace reflexionar a uno sobre cómo la vida se puede escurrir en un instante y todos los planes a corto o largo plazo se esfuman y con ellos viene la tristeza en el alma de los que se quedan. Escribía esto al respecto hace dos días:

“Gente como cualquiera, como yo cuando cojo el bus para ir a mi casa, después de un año duro, vas a casa por vacaciones o aprovechas el puente para ver a los tuyos, y no vas por carretera, vas en tren o en bus, ¡que nunca pasa nada! y encima estás llegando a la estación, te levantas ya a por la maleta, porque tienes ganas de salir el primero y ver a quien te ha ido a buscar y tienes cincuenta planes para ese fin de semana, o para esas vacaciones y estás feliz porque vas a pasar unos días con los tuyos, lejos de la universidad, o del curro, o de una ciudad que no huele a naturaleza... y de pronto estás muerto. Y se acabó todo.”

Pues antes de que se acabe todo, ¡habrá que empezar todos los planes que se puedan! Y vivir un verano especial, para empezar una nueva etapa maravillosa.



Feliz verano a todos e una lágrimiña de lembranza e una aperta agarimosa a todos os galegos.


jueves, 13 de junio de 2013

Conflicto filosófico: ¿Y tú qué opinas?

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión”.
Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.



Las impresiones se generan de repente, puede que de forma subjetiva y, cuando estas impresiones son negativas o de reprobación y se comparten, se dice que son prejuicios, críticas en el mal sentido, desprecios y que no se tiene derecho a dar esa opinión sin fundamentos, mal informada o quizá preconcebida, porque es una falta de respeto, de educación, de objetividad (evidentemente si es subjetiva difícilmente va a ser objetiva) y denota falta de inteligencia social. O al menos eso es lo que me han dicho.

Yo pienso que, más que lo que se diga u opine, debería tenerse en cuenta la actitud e inquietud al respecto.

Una impresión al respecto de una acción, actitud, sujeto u objeto, sea cual fuere, cuando decide ser compartida, no como un juicio tajante, sino como una oportunidad de debate y aprendizaje, no debe ser desestimada y mucho menos se debe negar legitimidad de expresión a la persona que comparte su pensamiento pues, si bien su percepción de un asunto pudiera estar errada o tener un enfoque negativo, está en manos del interlocutor proporcionar un contrapunto y mantener así un diálogo constructivo, ya que por algún motivo se le habrá confiado esa opinión.

Se dice que si no se tiene nada bueno que decir es mejor callarse. Y que es mejor no hablar de lo que no se sabe. Hablar por hablar nunca es bueno… Que hay que informarse antes de emitir juicios. En mi opinión, si es que se me permite tener una, estos son buenos consejos cuando uno se enfrenta a juicios absolutos que no atienden a razonamientos, cuando se hiere conscientemente o con saña la sensibilidad de alguien o se le tacha de algo sin fundamentos o a sus espaldas, cuando uno no se baja de la burra a pesar de que se le demuestre su error. Si no, me parece que sólo es un pobre argumento para cerrar bocas que dicen cosas que no nos gustan o reprobar actitudes que nos desagradan en un momento concreto.

Pero permitidme que las cosas me den impresiones y sensaciones y las perciba como me nazca, permitidme que me guste o me disguste algo solo porque sí, dejadme decir lo que pienso del calor cuando estoy harta de sudar, aunque luego en invierno piense lo contrario.

He aprendido algunas cosas últimamente. Sobre todo que las cosas negativas a nadie le gusta oírlas, sobre todo cuando son sobre sus seres queridos, cuando la otra persona tiene entre manos una labor más importante que la conversación, cuando está nerviosa, alterada, hambrienta o somnolienta, cuando no coincide con su punto de vista o cuando le da más importancia a la forma que al fondo.

Pero sobre todo, he aprendido que mi opinión puede cambiar pero que, sea cual sea y por el motivo que sea, no es irrelevante, despreciable ni carente de valor, ni ella ni mi persona. Que tengo todo el derecho a dar mi opinión. Sólo debo discernir mejor cómo y con quién compartirla. Y sobre eso no pienso cambiar de parecer.


lunes, 6 de mayo de 2013

Tu i jo volavem, pasiño a pasiño.




No es lo mismo amar que querer.

No es lo mismo tener algo que saber que lo tienes, aunque no esté.

No es lo mismo, por mucho que se empeñen los anglosajones, el estar y el ser.

Porque no es lo mismo estar guapo que serlo.

No es lo mismo estar atento que serlo.

No es lo mismo estar feliz que serlo.

Y precisamente ahí, en la felicidad, de la que se ha dicho que no es meta sino camino, es donde más soy, aunque no esté siempre.

Ser feliz es cuando, a pesar de las dificultades, las trabas, las ausencias, las carencias y los impedimentos, basta con un recuerdo, un pensamiento o un deseo para sonreír y saber que eres feliz.