viernes, 5 de marzo de 2010

Sopor


Una vela titilando en la mesilla,
haciendo bailar llamas de colores
dentro de un vaso de agua...
Los párpados se cierran...
Las sábanas suaves,
el sopor...
La embriaguez...
La quietud....
Los parpados se cierran...
La vela se muere,
el agua se apaga...
Que nadie me despierte.
Hoy solo quiero soñar con gatos y mariposas
y que se vayan las lágrimas.


5 comentarios:

kiram dijo...

Cuando no quedan ya fuerzas, y los párpados pesan más que el corazón.

Me gusta :)

El sueño repara muchos daños, ayuda a la mente a defenderse de sí misma.

JUAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JUAN dijo...

Lamas, hace días que te leí este precioso poema y me fui triste, sin comentar. El motivo es que me trajo a la memoria un incendio en mi casa, por culpa de una vela que dejé encendida en mi habitación en una casa rural de Denia, muy antigua.Todos mis libros, el certificado de estudios y las fotos de mi infancia y adolescencia desaparecieron. Eso supone quedarme sin memoria, perder todos aquellos añós. Las fotos que tengo hoy son posteriores,a partir de cuando cumplo mi mayoría de edad.
De mis estudios salvé solo un diploma y un certificado del bachillerato y el examen de Reválida, algo que quieren reinstaurar en estos momentos.

Preciosa frase la tuya, ella te indica el desánimo que me embraga.
"Hoy solo quiero soñar con gatos y mariposas
y que se vayan las lágrimas."
Un beso

Lamas dijo...

Juan, no digas que te quedaste sin recuerdos! Ahora que aun los conservas y aprovechanndo tu afición a la pintura, ¿porqué no pintas las fotos que aun recuerdas? Así, aunque la memoria flojee, siempre tendrás una imagen tangible de esos preciosos recuerdos.

Un besito

MM dijo...

"...hoy quiero dormir y desaparecer por un instante..." NO MOLESTAR.

Muy buen poema.
Vani.