sábado, 20 de marzo de 2010

Codicia


“Mantened abiertos los ojos y guardaos de toda suerte de codicia, porque hasta cuando uno tiene en abundancia, su vida no resulta de las cosas que posee.”

Esa vehemencia insaciable con la que me acuesto cada noche y me levanto cada mañana,
esas ganas de más.
Ese ansia ilimitada que me llena la cabeza.
Si guardase un céntimo cada vez... tendría un lustro de monedas,
pero solo guardo lo que puedo,
así que tengo un lustro de ilusiones,
un lustro de palabras que nunca oí y experiencias que no viví,
un lustro de sonrisas que no nacieron,
un lustro de migajas guardadas junto a un indefinible peluche amarillo y polvoriento.
Tan vulgar...
Mi tesoro es de humo, de viento, de polvo, de hoja seca, de arena de duna, voluble, intangible.
Triste.
Mi tesoro es lo que no tengo.
Mi codicia será voraz y perpetua.
Mi pecado es no olvidar.

4 comentarios:

Reflexiones de cualquiera dijo...

... Mira que la mayoría no me llaman demasiado la atencion, pero este... este ha es bruto! muy chulo

JUAN dijo...

Mi tesoro es de humo, de viento, de polvo, de hoja seca, de arena de duna, voluble, intangible.
Triste.
Mi tesoro es lo que no tengo.

Ese soy yo. Porque vivo de sueños incumplidos.
Feliz fin de semana, Lamas. Un beso

joselop44 dijo...

Es un poema muy bonito y lleno de reflexiones. Olvidar, cuando el recuerdo duele, parece imposible y eterno.
Un abrazo

MM dijo...

triste...

Un 10 para el poema. EXCELENTE.

Saludos.
Vani.