martes, 23 de septiembre de 2008

De Película



Para una persona que sueña despierta,
que se sumerge en el séptimo arte
hasta el punto de no saber bien si está entrando o saliendo del cine,
que se deleita soñándose en medio de una escena...
Qué mejor regalo que un cumpleaños de película.

Una vez más me regalaron el papel protagonista de una maravillosa fantasía,
podría ambientarse en cualquier época,
podría tener diversas tramas, pero esas escenas,
la de la cena bajo la luz de la luna,
la de los besos bajo el agua,
la de contemplar unas vistas maravillosas abrazados en un balcón,
pasear de la mano por los siglos,
cabalgar por un bosque
y querernos todos y cada uno de los segundos que pasamos juntos,
esas escenas perdurarán siempre en mi recuerdo.

Gracias con toda la dimensión de la palabra.
Gracias con el alma, el corazón y las vísceras.
Gracias mi amor...

3 comentarios:

kiram dijo...

:o Guau...
Qué suerte tienes chiquilla... ojalá pudiera decir lo mismo algún día. Sólo con compartir una de esas escenas me daría por satisfecha: Un beso bajo la lluvia...

Precioso post.

Lamas dijo...

Kiram, pues ojalá puedas porque es maravilloso y sí, soy muy afortunada. Gracias!!

JUAN dijo...

Vives la poesía, eres poesía por lo que leo.
Haces bien, Lamas, disfruta de la vida y del amor; eso es lo que te vas a llevar.
Un placer leer lo que escribes.
Saludos.