martes, 10 de noviembre de 2009

(V ) En un mar de lágrimas


La lágrima perdida regresó
cuando logré no pensar en nada.
Vino el llanto y la sonrisa y así me sosegué...
Pero aunque la calma me inundaba,
no cesé de llorar.
Me brotaban las lágrimas
sin mesura y sin razón...
Y así, con el agua al cuello,
no pude dejar de preguntarme:
¿Qué sucederá primero?
¿Que me seque,
que reviente
o que me ahogue?
Ya no importa, por ahora,
he dejado de llover.

3 comentarios:

JUAN dijo...

Hola, Lamas, hacóa tiempo no pasaba por tu casa y hoy me he regalado media docena de tus entradas. Todas magníficas, con mucha fuerza. Te felicito. Saludos.

kiram dijo...

Hermosísimo poema :) ¡Te echaba de menos!
"Ya no importa, por ahora, he dejado de llover"

Magnífico, brutal... sin adjetivos estoy :)

Alberto dijo...

Precioso poema!
Ahora en mi interior se pronostican grandes tormetas.