jueves, 12 de febrero de 2009

Mío


–¡Pero qué estas haciendo! –gritó la madre–. ¡Suelta a tu hermana ahora mismo!

–¡Ha cogido mi perro! –la muchacha la miró enfurecida–. ¡Le va a arrancar las orejas!

–¿Pero te estás oyendo? –dijo cogiendo en brazos a la pequeña que lloraba desconsoladamente–. ¡No ves que es una niña! No se te ocurra ponerle una mano encima nunca más...

–¡Pues que no se acerque a mis muñecos! –Miró al perro con tristeza y lo estrechó–. Pobrecito... ¡Mira! Ya está medio descosida –dijo mostrándole la oreja del peluche a su madre–. ¡Es mío!

–¿Te parece normal este comportamiento? Es un muñeco y tú ya no juegas con él. Sólo coge polvo en el estante junto con los otros trescientos. Deja jugar a tu hermana. –La madre cogió el perro de peluche–. Ahora le toca a ella disfrutarlo.

–¡Ni de coña! –gritó la muchacha fuera de sí–. ¡Es mi perro! ¡Es mío! –forcejeaba con su madre– ¡No lo toquéis!

El bracito del muñeco cedió y un silencio incómodo invadió la sala de estar. La madre dejó caer el muñeco al suelo y se fue con la pequeña, que chupaba entretenida un mechón de pelo como si todo aquello no fuera con ella. La muchacha ya no pudo aguantar el llanto y no dejó de llorar en todo el tiempo que tardó en recoser los trozos del peluche.

Esa tarde, vació su estantería de peluches y los tiró todos en el suelo de la habitación de su hermana pequeña. Al perro lo metió en una caja de zapatos y lo llevó al convento que había en su calle, dónde recogían donaciones para el orfanato.

Si ya no iba a jugar con él, al menos no quería ver como una estúpida mocosa lo destrozaba.

9 comentarios:

Abel dijo...

por qué ese odio a su hermana?
por qué ese espíritu de egoismo?

Lamas dijo...

Es más bien la furia irracional que produce el posesivismo, no odia a su hermana, tiene más que ver con el usufructo del muñeco...

muchasmiradas dijo...

Cuando mi prima era pequeña, y yo también, ella no prestaba sus juguetes, y sólo decía: "mío, mío, mío!!!!"... =(

Lamas dijo...

Pues imagínate siendo hija única....

muchasmiradas dijo...

Sí, mi prima es hija única!!!

reflejos femeninos dijo...

Hola!!! pasaba a saludarte y decirte que en mi blog te espera algo lindo.
No nos conocemos desde hace mucho, pero me caes re-bien y me gustaría
conocerte un poquito más.

Vaya, yo a mi hija le enseñé que comparta pero cuando venían amiguitos actuaban como esa nena, algunos, no todos, son egoístas, pero yo la entiendo a la hermana mayor, ella quiere guardar casi todo lo suyo,algunos se los puede regalar y el resto en cajas de recuerdo.Igual antes que a la hermana llevarlo al orfanato, es muy fuerte!!!

Saludos!!
andrea.-
reflejos femeninos.blogspot.com

Reflexiones de cualquiera dijo...

ya hasta ligan contigo por el blog...

innnnnncreible... jajajajaja

Lamas dijo...

Valiente tontería Jie... No creo que Andrea pretenda ligar conmigo, te lo aseguro. En fin...

Reflexiones de cualquiera dijo...

jajajajajaja

Ños, como te tomas enserio ese comentario? Oooooooh shit.

xD